Lo que debe saber sobre el colesterol

Colesterol

Conforme ganamos edad, el colesterol se acumula en las paredes de algunas arterias como las del corazón y las del cuello, poniéndonos en riesgo de padecer infartos al miocardio, infartos cerebrales y muerte prematura. El tratamiento para reducir los niveles de colesterol en sangre se ha convertido, por lo tanto, en la piedra angular de la prevención de futuros eventos cardiovasculares tanto en personas que ya padecen la enfermedad cardiovascular como en aquellas que tienen cifras de colesterol elevadas.

Descargar en PDF

En México 1 de cada 3 a 5 personas debería de llevar algún tipo de tratamiento para disminuir colesterol y no lo hace, ya sea por que ignoran su condición o por falta de acceso a este tratamiento, por lo que el tratamiento de reducción de colesterol esta severamente subutilizado. Algunas de las razones son; falta de entendimiento del problema, miedo a los efectos adversos, renuencia de personas por lo demás sanas para tomar un tratamiento y costo. Espero que esta breve reseña sirva para aclarar dudas sobre el colesterol y su importancia en la epidemiologia de la enfermedad cardiovascular así como del tratamiento.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia grasa que circula en la sangre y es un componente esencial para la estructura de la célula humana.

El cuerpo obtiene colesterol por 2 vías principales: por el hígado el cual produce aproximadamente el 75% del colesterol total y a través de la dieta, el cual representa el 25% del colesterol total circulante.

El colesterol circula en diferentes formas, notablemente existe un colesterol “bueno” y un colesterol “malo”. Los niveles altos de colesterol LDL (“malo”) se asocian con riesgo incrementado de eventos cardiovasculares. Por el contrario el colesterol HDL (“bueno”) ofrece protección contra eventos cardiovasculares. Cuando uno se hace un examen de sangre muchas veces se reporta el colesterol total, el cual es la suma de varios tipos de colesterol (HDL, LDL, VLDL), en cambio, cuando solicitamos perfil de lípidos, nos reportan los niveles de cada uno.

¿Qué problemas puede causar el colesterol?

El cuerpo necesita colesterol para su correcto funcionamiento, pero los niveles incrementados de colesterol causan que este se deposite en las paredes de las arterias formando lo que se conoce como placas ateroescleróticas. Estas placas crecen, se oxidan y eventualmente pueden fracturarse y generar una trombosis dentro del vaso. La formación del coagulo evita que pase la sangre llevando al tejido a infartarse, sea el corazón, el cerebro o virtualmente cualquier órgano.

Cambios en el estilo de vida para reducir el colesterol

Usted puede reducir sus niveles de colesterol a través de cambios en su dieta y con actividad física. La ingesta diaria de colesterol no debe de exceder los 200mg y la grasa total ingerida no deberá de ser mas del 20 a 25% del total de calorías del día. Además, las grasas saturadas y los ácidos grasos trans (un tipo de grasa saturada manufacturada presente en margarina y algunos aceites de cocina) deberán de ser minimizados o excluidos de la dieta.

El control de peso, el ejercicio y el cambio sostenido de la dieta harán que su perfíl de lípidos mejore, particularmente incrementando HDL y disminuyendo triglicéridos. Con una dieta óptima y ejercicio, el colesterol total y el colesterol LDL pueden disminuir hasta un 10 a 15%.

Tratamiento farmacológico del colesterol elevado

Aún con los cambios en el estilo de vida, la mayor parte de las personas con colesterol elevado van a requerir de medicamentos para reducir sus niveles de colesterol LDL.

Existen diferentes clases de medicamentos para reducir el colesterol. Las estatinas son los más utilizados por ser los más potentes. Éstas reducen el colesterol bloqueando un paso clave en el proceso de manufactura de éste en el hígado.

La dosis inicial promedio de una estatina va a reducir aproximadamente 25% a 40% del colesterol LDL y a aumentar un 5 a 10% el colesterol HDL. Dosis mas altas de las estatinas mas potentes pueden reducir hasta un 50 a 60% el colesterol LDL.

Además de su efecto en el colesterol, las estatinas tienen otros efectos benéficos. El mas importante de éstos, es la capacidad de disminuir la inflamación, en particular, disminuir los niveles de la proteína C-reactiva la cual se encuentra elevada en personas con alto riesgo de eventos cardiovasculares.

Las estatinas deben de ser los medicamentos de primera elección la mayoría de las personas con colesterol elevado. Su médico podrá utilizar alguna otra clase de medicamentos si las estatinas por si solas no disminuyen su colesterol a niveles deseados o si usted por alguna razón no tolera el tratamiento con estatinas.

Los otros medicamentos incluyen al ezetimibe, el cual bloquea la absorción de colesterol en el intestino, disminuyendo así el colesterol LDL, la niacina, la cual disminuye LDL y aumenta HDL y los fibratos que ayudan a disminuir triglicéridos y a aumentar HDL. Estos medicamentos pueden usarse solos o en combinación para lograr los niveles adecuados de colesterol pero siempre evitando efectos adversos.

¿Qué tan bajo deberá ser mi colesterol?

Las personas deben enfocarse en lograr sus metas de colesterol LDL. Cada persona podrá tener diferentes metas de LDL dependiendo en su riesgo individual, el cuál deberá ser calculado por su médico.

Los lineamientos internacionales para el control del colesterol recomiendan fuertemente que las personas con historia de enfermedad coronaria, ateroesclerosis documentada o factores de riesgo como diabetes, los cuales incrementan en gran medida el riesgo de eventos cardiovasculares, deberán buscar lograr un nivel de LDL menor a 100mg/dL.

Además, los lineamientos mas recientes recomiendan un nivel de LDL menor a 70mg/dL en aquellas personas con muy alto riesgo como lo serían aquellas con enfermedad coronaria conocida o con múltiples factores de riesgo (hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo). Las personas sin enfermedad coronaria pero que cuentan con factores de riesgo deberán buscar un nivel de LDL menor a 130mg/dL pero idealmente menor a 100mg/dL.

¿Qué efectos adversos puedo tener con el tratamiento?

Los medicamentos para reducir el colesterol se han usado en cientos de millones de pacientes en todo el mundo en los últimos 15 años y son generalmente medicamentos muy seguros. Dos meses después de iniciar el tratamiento con estatinas o de modificar la dosis su médico pudiera solicitarle un examen de sangre para verificar que no hay inflamación reactiva del hígado y de los músculos que son efectos adversos que aunque raros han sido descritos.

Rara vez las estatinas y los fibratos pueden causar dolor muscular. Si usted toma estos medicamentos y padece dolores musculares coméntelo con su médico. Mientras mas alta la dosis mayor la probabilidad de tener afectos adversos a nivel muscular, pero aun con la dosis mas alta, la probabilidad de tener un efecto adverso serio es menor a 1 en 20,000 casos. La niacina puede causar sensación de calor y ardor facial lo cual se ha disminuido en gran medida con las nuevas formulaciones. El ezetimibe no es absorbido a nivel digestivo por lo que no parece tener efectos adversos significativos.

Nuevos tratamientos para reducir el colesterol

Recientemente ha entrado al mercado una nueva clase de fármacos llamados inhibidores de la PCSK9. Estos medicamentos tienen un mecanismo de acción novedoso y prometen mucho en el mediano plazo. Actualmente está por iniciar la comercialización de estos medicamentos en México. Pregunte a su médico.