¿Cómo se presenta un infarto al miocardio?



En EUA cada año 1.1 millones de personas experimentan un infarto al miocardio, de los cuales aproximadamente 460,000 son fatales. De los que mueren aproximadamente la mitad lo hacen antes de llegar al hospital.

Aunque el infarto al miocardio es algo aterrador, si usted aprende los signos y síntomas de este, un día usted podría salvar una vida, quizá la suya propia.

Descargar en PDF

¿Quién está en riesgo?

Muchas personas creen que el infarto es “un problema de hombres”, sin embargo, esta enfermedad es la principal causa de muerte tanto en hombres como en mujeres.

En los hombres el riesgo incrementa de forma significativa después de los 45 años mientras que en las mujeres es mas probable que ocurra después de iniciar la menopausia (usualmente después de los 50 años). No obstante lo anterior, hombres y mujeres mas jóvenes también pueden presentar infarto al miocardio.

Además de la edad los factores que incrementan el riesgo de un infarto al miocardio son:

  • Un infarto al miocardio previo
  • Historia familiar de la enfermedad prematura
    • Padre o hermano diagnosticado antes de 55
    • Madre o hermana diagnosticada antes de 65
  • Diabetes mellitus v Colesterol elevado
  • Hipertensión Arterial
  • Tabaquismo
  • Sobrepeso u obesidad
  • Sedentarismo

Cuando se fractura una placa dentro de una de las arterias del corazón llamadas coronarias, se empieza a formar un coágulo. Cuando este coágulo ocluye el flujo de sangre dentro de las coronarias y hacia el corazón, el músculo cardiaco empieza a morir por falta de oxígeno, a esto técnicamente se le llama infarto agudo al miocardio. Mientras más tiempo pase desde que se ocluye el flujo de sangre mayor será el daño, consumándose el daño por completo al pasar entre 6 y 12 horas. El músculo infartado ya nunca podrá recuperarse.

Afortunadamente en la actualidad cuando una persona llega dentro de las primeras 12 horas a un hospital existen tratamientos para abrir la arteria ocluída y evitar que más músculo muera. Una de estas técnicas es la angioplastía primaria y la otra es la trombolisis. La primera consiste en hacer un cateterismo cardiaco y abrir con un dispositivo el paso de sangre y la segunda consiste en inyectar en la vena un fármaco que hace que el coágulo se deshaga. El aplicar una de esas técnicas durante un infarto ha demostrado incrementar la supervivencia y disminuir la probabilidad de insuficiencia cardiaca.

¿Cuáles son los signos de un infarto al miocardio?

Muchas personas creen que los infartos se presentan de forma súbita e intensa, como en las películas, sin embargo, muchas veces inician de forma sutil con síntomas inespecíficos como disconfort en el centro del pecho o la parte superior del abdomen. Alguien que tiene ese síntoma por primera vez en su vida pudiera no estar seguro si se trata de algo serio o no.

El disconfort puede incluso ir y venir haciendo aún mas confuso el cuadro. Aún personas que ya han tenido un infarto antes pudieran no reconocer los signos por ser un cuadro completamente distinto. Los signos de alarma de un infarto al miocardio se describen en el recuadro de abajo. Es importante aprenderlos, sin embargo, recuerde, si usted no esta seguro de si se trata de un infarto, de cualquier forma deberá de buscar atención inmediata.

Signos de Infarto al Miocardio

  • Disconfort en el pecho: En la mayor parte de los infartos al miocardio se presenta una sensación de opresión en el centro del pecho que dura más de unos pocos minutos y ocasionalmente puede ir y venir en varias ocasiones. Este disconfort puede ser percibido como opresión, calor, algo que aprieta o como si un objeto ocupara un espacio dentro del pecho.
  • Disconfort en otras áreas de la parte superior del cuerpo: En ocasiones además del disconfort en el pecho o aún sin que este exista, se puede presentar la sensación en el cuello, mandíbula, uno o ambos brazos o abdomen.
  • Falta de aire: Este síntoma usualmente acompaña al disconfort en el pecho pero también se puede presentar antes.
  • Otros signos: Estos pueden ser sudoración fría, náusea o vómito o mareo. Algunos pacientes refieren también una angustia inexplicable.

Busque ayuda

El tiempo lo es todo. Muchas personas que experimentan signos de alarma de un infarto al miocardio niegan la seriedad de la situación y toman una actitud de esperar a ver si pasa la molestia. No es conveniente, las personas que presenten este tipo de signos deberán buscar atención lo antes posible. Una vez que se toma conciencia de que signos como los antes mencionados están ocurriendo se deberá buscar atención dentro de los primeros 5 minutos. Es conveniente llamar a una ambulancia por diferentes razones:

  • El personal de emergencia puede iniciar su tratamiento aún antes de llegar al hospital.
  • Su corazón podría dejar de latir durante el traslado, el personal de emergencia podría atender dicha situación en el momento
  • Los pacientes que llegan en ambulancia reciben atención más rápida que los pacientes que llegan por su cuenta dado que el personal avisa por radio de la situación y de esta forma se evita el interrogatorio a su llegada.

Nota importante: Si por alguna razón usted no puede llamar a una ambulancia o considera que la llegada de la ambulancia pudiera retrasarse más de 10-20 minutos pida a alguien que lo lleve al hospital. Nunca conduzca usted mismo al menos que no tenga absolutamente ninguna otra opción.

Preguntas que le harán al llegar a urgencias

  1. ¿Hace cuánto tiempo inició el ánto tiempo inició el disconfort?
  2. ¿Qué estaba haciendo cuando inició el disconfort?
  3. ¿Inició a su máxima intensidad o fue aumentando gradualmente?
  4. ¿Notó algún síntoma adicional además del disconfort como: náusea, sudoración, mareo o palpitaciones?
  5. En una escala del 1 al 10 siendo uno lo más leve y 10 lo más intenso como describiría su disconfort en este momento?
  6. ¿En los días previos presentó sintomatología como la del día de hoy?

Sus respuestas a estas preguntas ayudarán a su médico a brindarle el mejor tratamiento posible.

Exámenes que pudieran realizarle para confirmar si tiene infarto

  1. Electrocardiograma (EKG): El EKG es el registro gráfico de la actividad eléctrica del corazón. El EKG es un estudio rápido sencillo y que puede en menos de 5 minutos otorgar mucha información del estado del corazón de un paciente. En el 30% de los infartos el EKG puede darnos el diagnóstico, sin embargo, en el otro 70% el EKG dará solo datos inespecíficos que será necesario complementar con otros exámenes.
  2. Enzimas Cardiacas en Sangre: Cuando el corazón se lesiona libera al torrente sanguíneo ciertos marcadores que pueden ser detectados y con eso hacer el diagnóstico de infarto agudo al miocardio.
  3. Angiografía Coronaria: Una vez que se hace el diagnóstico con EKG o enzimas cardiacas va a ser necesario confirmar con una angiografía coronaria la cual se hace a través de un cateterismo cardiaco. Una vez que se hace la angiografía en el mismo procedimiento puede realizarse el tratamiento intervencionista.

Recuerda; no pierdas tiempo

La mejor forma de saber si los síntomas que presentas se deben a un infarto es ser revisado por un especialista. En el infarto al miocardio cada minuto que pasa hace que más músculo cardiaco muera .

Usted puede salvar una vida o la suya propia pidiendo ayuda inmediatamente que inician los síntomas. Los médicos y el personal de urgencias queremos que todo paciente con síntomas sugestivos de un infarto acudan al departamento de urgencias, aún si finalmente resulta ser una falsa alarma.

Ten un plan

Es importante hacer un plan de lo que harías si tuvieras un infarto. Ayudaría a ahorrar tiempo y podría salvar una vida.

  • Memoriza los signos y síntomas listados en este artículo.
  • Habla con tu médico de tu riesgo cardiaco y pregúntale como puedes reducirlo.
  • Habla con tus familiares y vecinos acerca del infarto al miocardio, los signos de este y la importancia de buscar ayuda a tiempo. Saber lo que se debe de hacer puede salvar tu vida y la de ellos.